Dibujo del día: Un tiburón


Un tiburón



Hoy recordé aquellas filas de dientes. Me imaginé cómo habían marchado desde el hueso, a las encías, hasta llegar a suave arena de la playa donde un día me bañé. La playa era paradisíaca. Claro, como no iba a serlo, el mítico golfo de México. Aguas cálidas, cristalinas y tranquilas, las palmeras de postal.

Pero aquellos dientes, pequeños y filudos… algún día, un tiburón había estado ahí.  Había saboreado uno que otro pececillo desafortunado. Y luego, sus puntudas armas triangulares habían dejado de cumplir su propósito, habían sido reemplazadas.

Entonces yo. Una yo más joven, me senté en la arena, escarbando.

Y creo que junté un puñado de dientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario